Kang Youwei 康有為

Kang Youwei(康有為/康有为, 1858-1927) Pensador reformista de finales de la dinastía Qing, produjo un sistema ideológico destinado a regenerar y “actualizar” el sistema imperial para los “nuevos tiempos” y reforzar China ante el empuje de las potencias extranjeras. Propugnaba una monarquía de tipo constitucional, sistema que siguió defendiendo incluso tras la instauración de la República. Dentro de su programa reformista, una de las propuestas más llamativas era la conversión del Confucianismo en toda una “religión de Estado”, a semejanza del papel del cristianismo que Kang intuyó en la Europa de la época.

Su pensamiento aglomera elementos tradicionales del confucianismo con la filosofía y la sociología occidental, con reminiscencias incluso de evolucionismo, utopismo tecnológico y comunismo. Esta multiplicidad de influencias dio lugar a un pensamiento de difícil encasillamiento, hasta tal punto que Kang Youwei pasó de ser considerado un revolucionario a finales de la dinastía Qing a un anacrónico conservador tradicionalista en la era republicana.

Nació en el seno de una familia de funcionarios que lo educó en la tradición letrada. No obstante, al igual que otros jóvenes de su época, en 1879 comenzó también a estudiar algunas de las nuevas ciencias que iban llegando de Europa, conocimientos que fue ampliando con la lectura de obras occidentales. Fueron así tomando forma las bases de su pensamiento sociopolítico y reformista.

Kang Youwei fue pionero en percatarse de que, para que China pudiera hacer frente a las potencias extranjeras, no bastaba con la renovación técnica impulsada por el Movimiento de Autofortalecimiento: “La fuerza de Occidente no reside sólo en sus armas y sus máquinas, sino en los conocimientos de sus gentes y los nuevos métodos expuestos en sus obras”. (Lian Yantang. Er shi shiji Zhongguo fanyi wenxue shi – jindai juan [Historia de la traducción literaria en China en el siglo XX – Época moderna]. Tianjin: Baihua Wenyi Chubanshe. 2009. Pág. 41).

En varias ocasiones, Kang envió escritos al emperador en los que le transmitía su visión de la situación del país y sus propuestas de regeneración. El más relevante fue el Gongche Shangshu, un memorial elaborado junto a Liang Qichao y suscrito por numerosos intelectuales, enviado a la corte en 1985 tras la firma del tratado de Shimonoseki, y que pareció convencer al emperador Guangxu para lanzar, ese mismo año, la Reforma de los Cien Días. Tras el golpe de Estado urdido por Cixi contra Guangxu, Kang se vio obligado a exiliarse en Japón. Durante sus años de exilio viajó por varios países y tomó parte en varias “sociedades” políticas organizadas por intelectuales chinos en el extranjero.

Tras la caída de la dinastía y el establecimiento de la República, regresó a China, pero se mantuvo favorable a una monarquía constitucional, para lo cual llegó a tomar parte en un golpe de Estado junto con el general Zhang Xun (張勳), con el fin de restaurar a Pu Yi en el trono. El golpe resultó fallido y la influencia intelectual de Kang quedó arrumbada. Murió en Qingdao a los 69 años de edad.

Los comentarios están cerrados.